De vuelta

Setiembre se vino con buenas noticias, y con un viaje espontáneo a la playa.
Gracias a las módicos precios de la aerolínea de Ryan (como nos gusta llamar a Ryanair), y a una necesidad de ver el mar y tomar un poco de sol, nos tomamos un vuelo a Mallorca. Destino que descubrimos luego, es elegido por alemanes y rusos. 
Les muestro algunas fotos, ya que sacamos muuy pocas (la fiaca que da llevar la cámara a la playa) y luego les cuento algunas notas de color:






Las playas son un sueño, agua transparente, arena blanca. Nos quedamos en un hotel muy lindo con todo incluido, decididos a no hacer otra cosa que aprovechar el agua y el sol.
Me atrevería a decir que en el complejo un 70% eran alemanes, 25% rusos y un 5% de otras nacionalidades. Escuchar hablar español era muy raro.

Las mujeres y hombres europeos se comportan de forma muy distinta en la playa a lo que acostumbramos los argentinos. Tienen cero pudor, pero cero eh. No solo se sacan el corpiño de la bikini para que se seque, sino que se cambian de ropa literalmente enfrente tuyoooo. Por favor, que alguien me explique.
El estilo de malla del hombre es un slip (mejor conocido como zunga), cosa que agradecí a Guille 100 veces porque no le gusta.
Nos llevamos el mate a la playa, y siempre que tomamos mate en lugares público, nos la sensación de que la gente piensa que consumimos drogas.
Nos compramos revistas de autodefinidos en español que nos obsesionamos con completar!

Volvimos sin ganas de volver. Acá nos recibió el frío y las nubes que a partir de ahora son cosa de todos los días. Y con mucho por hacer!!
Feliz lunes.

11 comentarios:

  1. que lugar increible por favor!!!!!!!!!!!!!!!! quiero un poco!!
    beso

    ResponderEliminar
  2. qué lindoooo! me reí con las notas de color jajaja. beso

    ResponderEliminar
  3. que placer!!! y sí, seguramente varios piensen que se estan dando con el algo al ver que se pasan una y otra vez el mate! jaja Un beso

    ResponderEliminar
  4. qué bonitas todas las fotos!!

    cristina
    norwegianwood8.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  5. que lindorrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr! tengo una amiga viviendo en mallorca!!!!!!!! que lindo Anto! siii nos pasaba con un amigo español, que cada vez qeu veia un paquete de yerba... se le iluminaba la cara! jajajaja, divinas fotos! envidia sana! (existe???) jajaja, beso grande

    ResponderEliminar
  6. Anto qué lugar!!! Ese agua transparente... Es calentita? Un relax!
    Besos

    ResponderEliminar
  7. No se puede creer el color en esas playas, qué placer!!

    ResponderEliminar
  8. Ese lugar es una locura de hermoso!!! Cuando viví en Barcelona me pasó lo mismo con lo del pudor de la gente y el mate. No les importa nada y se quedan como vinieron al mundo, cambiandose la ropa. Me acuerdo de una señora muuuuy grande que se cambió el corpiño ahí mismo en la playa, yo no lo podía creer. Y respecto al mate, a mí me miraban muuuuy raro cuando tomaba mate, no deben entender un pomo!

    Besos!!

    Vero

    ResponderEliminar
  9. Que divinas esas playas, Anto! Y si, es destino tipico Alemán, je! Creo que por eso nunca me llamo tanto la atencion! Pero despues de ver estas fotos... que ganas de estar ahi! El agua se ve divina y hay muy poquita gente, que placer!!!
    Nuestra primera experiencia en el Ostsee fue super incómoda, no sabía para donde mirar.... lo peor son los tipos! No es para nada agradable que se te paseen en bolainas por al lado... y eso que la playa no era nudista! Todavia estoy espantada, jajaja.
    Beso grande!
    Euge.

    ResponderEliminar
  10. Anto! a mí en Alemania me pararon y me revolvieron todo el mate! y en Amsterdam se pensaban que estaba lleno de marihuana! jajaja...me pedían probar! que linda escapadita al mar! beso!

    ResponderEliminar

© Actitud y alegría.
Design:Maira Gall.