Calendario actitud y alegría 2019 - PREVENTA


Buenas, buenas! Para todos los que andaban ansiosos preguntando por los calendarios del año que viene, hoy arranca formalmente la preventa!
Les voy a pasar todos los precios y detalles.

Info sobre los calendarios:
- Tamaño 21 cm x 29,7 cm cerrado (tamaño A4) y abierto 42 cm x 29,7cm
- Tiene 12 ilustraciones, una para cada mes hechas con mucho amor y llenas de actitud y alegría.
- Impresión digital en papel opaco de 300 gr.
- Tiene espacio para cada día y una frase motivacional para el mes.
- Las ilustraciones después de que termine el año las podés arrancar y hacerlas cuadrito.
- Este año las ganancias van destinadas a la asociación civil "El Abrazo del Cielo". Ayudan a mujeres que atraviesan un embarazo no deseado o en estado de vulnerabilidad. Para más info pueden ver su página de facebook. 
- La edición es limitada

Acá pueden chusmear las ilustraciones de cada mes:
Info sobre costos durante la preventa:
El costo del calendario durante la preventa es de $400 por unidad.

Hay descuentos por cantidad.
Durante la preventa:
5 ó más unidades: $375 cada uno
10 ó más unidades: $350 cada uno
15 ó más unidades: $325 cada uno

*La preventa finaliza el 20 de noviembre*

Info sobre costos después de la preventa:
El costo del calendario a partir del 21 de noviembre es de $450 por unidad.

Sigue habiendo descuentos por cantidad:
5 ó más unidades: $425 cada uno
10 ó más unidades: $400 cada uno
15 ó más unidades: $375 cada uno

Info sobre envíos:
El envío se realizará por medio de correo argentino, como está descripto en su página.
Para envíos regionales el costo de envío es de $260
Para envíos al resto del país el costo es de $360



La tabla de precios por envío se actualizará de acuerdo a cómo se actualice en la web de correo argentino

El calendario también va a estar disponible para retirarse por Villa del Parque.

Info sobre el pago:
Se puede hacer depósito ó transferencia a la siguiente cuenta:

Guillermo Luis Malara
CUIT 20-28100053-6
BBVA Banco Francés
Caja de Ahorros Nro. $ 99-555637/7
CBU Nro. 0170099240000055563770

Una vez que lo hecho, mandame el comprobante en un mail a: antodelvecchio@gmail.com con los siguientes datos:
- Nombre completo
- Dirección CON CÓDIGO POSTAL
- Teléfono

Se puede pagar en efectivo si se retira por Villa del Parque ó Adrogué.

***SE EMPIEZA A DESPACHAR A PARTIR DEL 15 DE NOVIEMBRE DE 2018 ***

Cualquier duda ó consulta, me pueden escribir a antodelvecchio@gmail.com

El calendario más churro y solidario está acá, no acepten imitaciones :)

Singularidad


Cuando recién empezaba a diseñar de forma independiente, me surgían dudas acerca de mi estilo. Será lo suficientemente bueno para que le guste a alguien? Tendré un estilo propio? Por qué no diseñaré como Fulanita!? Si tan solo dibujara mejor... y como esos, miles de pensamientos más.

En vez de mirar tanto para afuera, empecé a mirar hacia adentro. Me puse un objetivo: hacer un pattern por día. No importaba si era lindo, feo, excelente o mediocre. Lo importante era forzar mi mente para sacar a flote ese estilo. Saben de que me di cuenta? Mi estilo particular siempre estuvo ahí. Pero necesité trabajar duro y encontrarlo en el camino.
El pattern que ven de fondo, es uno de los primeros que hice. Debe tener como 6 años. Sigue tan vigente como si lo hubiera hecho hoy.
No esperes a ser “perfecta” para tener un estilo propio. Ya lo tenes. Explotá eso que te hace única. Tu singularidad es lo que te hace diferente y en esa diferencia, está tu estilo.

Receta de mermelada de frutillas muy fácil


La hice por primera vez cuando estaba de 41 semanas de embarazo, esperando que nazca Pedro. Mi esposo se había pedido una semana de vacaciones y no sabíamos que el pequeño de iba a hacer rogar tanto. Estábamos tan al cuete, que ese miércoles a la tarde me puse a hacer mermelada de frutillas. Nunca pensé que era TAN fácil tener mi propia mermelada. Ya probé esta receta varias veces y es una pavada!

Acá va:

1 kg de frutillas
1 kg de azúcar

La proporción 1:1 es aplicable a cualquier fruta que quieran usar. Siempre es el mismo peso en fruta que en azúcar. Es mermelada que dura mucho sin abrir. Yo diría que 1 año fácil. Por eso necesita tanta azúcar. No es mermelada light, claro está.

Cómo se hace?

Lavar la fruta, cortar en pedacitos de 2x2 cm aprox.
Si te gusta con pedazos grandes de fruta, meterlos así en la olla con el azúcar. Lo que hago yo es meter la fruta en la licuadora y darle unos toques para que queden más chiquitos.

Poner en la olla frutillas y azúcar a fuego bajo. Revólver de tanto en tanto. Cuando empiece a hervir van a ver que sube una espuma, sigan revolviendo hasta que baje de nuevo. Después de eso queda una espuma más espesa, yo la saco con espumadera.

El tiempo de cocción es de 30 minutos aprox. Un truco para saber si la mermelada está lista: poner una cucharada de la preparacion en un plato. Se enfría enseguida. Si no chorrea, y se queda pegada al plato, la mermelada ya está. Otra opción hacer lo mismo y pasar la cuchara por el medio. Si la mermelada no se junta, ya está lista. Tengan en consideración que la mermelada se espesa mucho más cuando se enfría del todo.

Yo hiervo los frascos donde voy a envasar. Envaso en caliente, cierro muy fuerte la tapa y doy vuelta los frascos para generar el vacío.

Listo! Mermelada para todos y todas en media hora.

Quieren saber como termino la historia que les conté al principio? Pedro nació un par de horas después.

Receta de cinnamon rolls


Mi pasión por los cinnamon rolls es reciente. No fue hace mucho que me empezaron a gustar, es decir, no me gustaron antes porque no los conocía.
Mientras vivía en Chile una amiga me hizo conocer los rollos de canela de Cinnabon y allí comenzó todo. Cuando quedé embarazada de Teodoro, ponía cualquier excusa para ir a un mall en donde había un local de Cinnabon. Me sentaba sola y sin culpa a disfrutar una de estas pequeñas delicias de canela. Gran parte de los 25 kilos engordados la tienen ellos. Pero igual los amo.

Cuando me mudé a Buenos Aires sabía que iba a extrañarlos, así que busqué una receta para hacerlos con la Thermomix y acá se las comparto. La saqué de este blog que se llama Mis Thermorecetas.

No se preocupen que para las que no tienen Thermomix les paso la receta común:

Ingredientes:

Para la masa:
– 300 gr. de leche
– 80 gr. de manteca, a temperatura ambiente
– 25 gr. de levadura prensada fresca de panadería
– 550 gr. de harina 0000
– 80 gr. de azúcar
– ½ cucharadita de sal

Para el relleno:
– 110 gr. de manteca (y 20 gr. más para pincelar)
– 150 gr. de azúcar
– 170 gr. de azúcar rubia
– 2 cucharadas de canela molida (15 gr.)

Para la cobertura:
– 120 gr. de azúcar
– 100 gr. de queso cremoso (tipo Philadelphia)
– 25 gr. de mantequilla, a temperatura ambiente


Preparación:

Masa:

Ponemos la leche tibia y la manteca en trozos en un bowl. Revolvemos bien para integrar ambos ingredientes.
Añadimos la levadura en trozos y seguimos revolviendo para intergrar todo.
Incorporamos la harina, el azúcar y la sal. Amasamos hasta obtener una masa esponjosa.

Dejamos reposar la masa tapada aprox. una hora y media.
Retiramos la masa y la ponemos sobre una superficie enharinada. La extendemos con un palo de amasar haciendo un rectángulo de unos 52-54 cm. x 38-40 cm. aprox.

Relleno:

Ponemos un bowl la manteca derretida y echamos el azúcar, el azúcar rubia y la canela.

Mezclamos bien con una cuchara y lo vertemos sobre la masa. Extendemos bien el relleno por toda la masa, con la ayuda de una espátula.

Enrollamos como si fuese un pionono, presionando ligeramente.


Cortamos rodajas de 3 cm. de ancho y las ponemos, separadas un poco entre sí (, en un molde previamente enmantecado y enharinado. Dejamos reposar en un lugar cálido durante 45 minutos.

Ponemos los 20 gr. de mantequilla en un bowl pequeño, la calentamos en el microondas hasta que se funda y pincelamos con esta mantequilla los rollitos de canela.

Precalentamos el horno a 190º.

Horneamos durante 15-20 minutos aprox., a 190º o hasta que veamos que la masa está dorada.

Retiramos del horno y dejamos templar.

Cobertura:

Ponemos todos los ingredientes en una olla a fuego medio y revolvemos hasta hervir.

Vertemos sobre los rollitos de canela cuando aún estén calientes.

Dejamos enfriar y servimos.



A disfrutar!
Espero que les guste y si la hacen, me cuentan!
Anto


Cómo superé mi miedo a manejar


Desde que tengo memoria le he tenido un gran respeto al auto. Cuando éramos chicas, mi mamá solía hacer hincapié sobre lo peligroso que era el auto. Crecí así, pensando que era peligroso, y que si era taaaan peligroso, entonces yo no quería manejar nunca. Me acuerdo la vez que lo dije en voz alta: Yo no voy a manejar nunca. Pero claro, tenía solo 12 o 13 años. La vida iba a cambiar mucho y yo en algún momento iba a necesitar manejar.
Pasados mis veintes, quise empezar a tener mas independencia. Mi hermana mayor hizo sola el curso de manejo, sacó su registro y siempre se animó a ir a cualquier lado. Todavía recuerdo cuando salía sus primeras veces en auto conmigo y el miedo que tenía yo por lo mal que manejaba ella; pero ella salía igual.

A eso de mis 23 junté coraje y le pedí a mi papá que me enseñe a manejar. Salíamos una vez cada tanto y todo lo que hacíamos era pasar de primera a segunda. En Adrogué, donde vivía, eso era todo lo que necesitaba saber para sacar la licencia. No te pedían estacionar, ni salir a una avenida, ni nada muy complicado. A pesar de los fácil que era el examen, lo reprobé la primera vez. En la segunda oportunidad que lo di, lo aprobé. Pero saben qué? Al no tener tanta confianza en mi manejo del auto, no salía nunca a manejar. Y ni hablar del miedo y la inseguridad implícitos cada vez que me prestaban el auto. Nunca manejé de verdad.

Me mudé a Alemania y ahí cambió todo. Por primera vez veía como la gente manejaba respetando las señales, la CANTIDAD de señales de tránsito, lo ordenado, lo FÁCIL que parecía manejar. Y se presentó la posibilidad de sacar el registro allá. Mi esposo tuvo un rol clave acá, diciéndome que iba a hacerlo bien, que yo podía manejar sin problemas, etc. Me dio el empujón de confianza que necesitaba.
Pero había que estudiar un cuaderno con 900 preguntas y muchas señales de tránsito nuevas. Y había que tomar clases prácticas. No saben el miedo que tenía antes de cada clase. Sufría la noche anterior a mis clases de manejo, se me revolvía la panza. Tenía mucho miedo, pero lo hacía igual. El idioma hacía que las clases fueran un poco más difíciles para mí, aprendiendo términos específicos en alemán.
Estudié mucho para mi exámen teórico y lo rendí bien. Y faltaba el práctico.

En mis épocas de práctica

AHHH, el exámen práctico. La primera vez, repetí aquella vieja derrota, y lo rendí mal. Tenía mucha frustración y tenía ese pensamiento revoloteando sobre mi cabeza y diciéndome: Ves que vos no podías?
Pensé en abandonar todo este asunto, me estaba consumiendo demasiadas energías. Pero por otra parte, no iba a dejar que el miedo me controlara.
Saqué turno nuevamente, y decidida a hacerlo bien, me subí al auto. 45 minutos con mi instructor y el evaluador. Salimos a autopistas, estacioné en paralelo y hasta me pidieron frenada de emergencia.
Esta vez lo rendí bien!


La alegría de haber perseverado y esforzado no tiene igual! Estaba feliz, pero aun así sabía que iba a tener que luchar contra ese miedo cada vez que me subiera al auto. Para muchos tal vez lo que cuento es una pavada, pero para muchos otros es un miedo que te paraliza y te frena (valga la metáfora)
Esa misma noche mi amiga Steffie me propuso ir a Ikea las dos a comprar "unas cositas". Esas cositas se transformaron en millones de muebles que tuvimos que acomodar cual tetris en el baúl del auto. Y así volví a casa.
Desde ese día adquirí una confianza distinta en el auto. Una confianza de saber que yo manejo el auto y no el auto a mí. Esa confianza se adquiere manejando y estando segura al volante.
Saber manejar fue clave cuando me mudé a Chile, ya que vivía lejos del centro de la ciudad y hasta del supermercado o el jardín de Pedro. Tenía que hacer todo literalmente en auto.

Si tuviera que darte algunos tips para superar el miedo a manejar serían:
Creer que vas a poder lograrlo, confiá en vos misma
Practicar hasta que sientas que vos manejas el auto y no el auto a vos
Una vez que tengas la licencia, no paralizarte por el miedo
Rodeate de gente que te apoye y te ayude a superar tu miedo

Espero que te haya servido este post, y como siempre digo: Si yo pude manejar, cualquiera puede hacerlo!

Con cariño,
Anto
© Actitud y alegría.
Design:Maira Gall.