Receta de donuts


Resulta que Pedro ama las donuts. Cuando vivíamos en Chile comprábamos siempre en Dunkin Donuts. Cuando llegamos a Argentina, empezó a pregunatrme por qué acá no había donuts, y yo le explicaba que acá se comen otras cosas, como las facturas, y que también son ricas. El otro día, él me propuso que las hiciéramos nosotros, y bueno, nos mandamos nomás. El resultado fue mejor del esperado, ya que no soy muy fan de lo frito, ni de freir, pero me le animé igual. Todo sea por el jefecito, no?
Acá va la receta:
Donuts (rinden 24 aprox)

INGREDIENTES

- 300 g de leche
- 30 g de levadura fresca
- 1 cucharadita de azúcar
- 125 g de harina
- 2 huevos
- 2 yemas de huevo
- 120 g de azúcar
- 500 g de harina de fuerza
- 1/2 cucharadita de sal
- 120 g de manteca a temperatura ambiente

PREPARACIÓN

- Verter la leche tibia en un bowl, agregar la levadura, el azúcar y los 125 gr de harina e integrar bien todos los ingredientes.
- Dejar reposar la masa dentro del bowl hasta que en la superficie de la misma aparezcan burbujas.
- Incorporar los huevos, las yemas y el azúcar programe y batir hasta integrar todos los ingredientes.
- Añadir la harina y la sal. Amasar bien hasta obtener una masa suave. Seguir amasando e incorporar la manteca de a pedazos, amasar hasta que esté todo bien integrado.
- Deje reposar la masa en un bowl tapado durante una hora. Transcurrido este tiempo, amasar la masa para desinflarla.
- Poner la masa sobre la superficie de trabajo espolvoreada con harina.
- Amasar la masa ligeramente y formar una bola.
- Con un palo de amasar, extiender la masa hasta dejarla de 1 cm de espesor. Con un vaso o molde redondo de 8 o 9 cm de diámetro, cortar la masa en círculos. Con otro cortaante de 4 cm de diámetro cortar el centro de cada círculo.
- Colocar los círculos de masa sobre una superficie espolvoreada con harina, cubrirlos con un paño y dejarlos reposar hasta que doblen su volumen ( aproximadamente 30 minutos ).
- Freir las donuts en una sartén honda con abundante aceite ( no tiene que estar muy caliente ) durante 1 minuto aproximadamente, dándole la vuelta para que se doren por ambos lados.
- Colocarlas sobre papel absorbente

y listo!
Es una receta que lleva mucho tiempo de espera, no apta para ansiosas como yo, pero les aseguro que vale la pena. Las donuts quedan tal cual las compradas, yo les hice un glaseado con azúcar impalpable, agua y jugo de limón.


Que las disfruten!

Nosotros nos divertimos mucho haciéndolas, les dejo unas fotos del detrás de cámara :)







Por qué no estoy a favor del aborto


Desde que volví a Argentina me he sentido en la necesidad de volver al blog, de devolverle vida a este espacio que tanto me gusta, pero que por diversas situaciones fui dejando de lado.
Hoy quiero escribir sobre este tema, que me cala tan profundo. En mi país, Argentina, se está debatiendo la ley sobre el aborto seguro, legal y gratuito. Se mezcla además con el movimiento feminista que se vio en crecida desde hace dos años aproximadamente con el #niunamenos. El tema está bastante revuelto para mi gusto y se está planteando el aborto como un "derecho de las mujeres". Se le atribuye la culpa al famoso "macho opresor" o al "patriarcado" por embarazar a las mujeres. Cosifican al embrión y al feto aludiendo a que solo es un conjunto de células sin sistema nervioso y que no siente nada. Falso. Se descubrió hace poco que el embrión ya tiene actividad neuronal, los latidos del mismo se pueden escuchar desde casi los 20 días de vida.
Son tantos los argumentos a favor de la despenalización del aborto basados en preconceptos, pero no en hechos.
Se quiere el aborto seguro. El aborto NUNCA es seguro. Las mujeres mueren por las condiciones inhumanas y por la clandestinidad, pero mueren porque abortar es poner en riesgo su vida.
Se quiere el aborto legal. El aborto por ser un delito, NUNCA puede ser legal.
Se pretende que sea gratuito, o sea que vos y yo con nuestro impuestos paguemos la matanza indiscriminada de vidas humanas inocentes.

El aborto no soluciona ninguna problemática, a la mujer embarazada la sumerge en un mundo más oscuro. Nadie habla de la depresión post aborto, de los problemas físicos y psicológicos que quedan. Desechar una vida que llevas en tu vientre no es como sacarte una muela. Está en tu cuerpo, pero no es tu cuerpo. No existe tal derecho a terminar con su vida. Existe mas bien, una responsabilidad, guste o no, de protegerla.
La mujer con un embarazo en crisis lo que necesita es ayuda. Necesita saber que la vida no se arruina, no se acaba y que hay una salida.
Pensemos y construyamos un país en donde cada vida es valiosa y enseñemosles a las generaciones futuras que no somos descartables, que no somos errores que tienen que ser corregidos. Que la vida humana es algo tan elevado y misterioso que no podemos arrebatarla.

Por último, les comparto este texto que escribió mi hermana Eva:

Como diría mi buen amigo Ben Shapiro: “No hay tal cosa como tu verdad. Está la verdad y está tu opinión”.
Que tu pañuelo no sea verde desesperanza, siempre hay esperanza si elegís la vida. 

“En una época muy triste en la Argentina una vez apareció un pañuelo: un blanco pureza, de madres esperando saber dónde estaban sus bebés arrebatados, sin permiso. Un blanco que duró años y sigue de pie.
Un día apareció su hermano, el pañuelo verde.
Hermanos eternamente peleados.
Madres buscando a sus bebés versus madres rechazando a sus bebés. Por un lado madres dando a luz en lugares clandestinos, por el otro mujeres quitando la vida de sus hijos en la oscuridad. Madres exigiendo que les devuelvan a sus bebés sin haber visto su rostro y madres silenciando la voz de los suyos sin querer verlos.
Alguna vez aparecerá otro pañuelo, el que contenga las lágrimas, del cielo llorando por todos esos niños que nunca vieron la luz.” 

La vida está por sobre cualquier argumento o ley.

Volver



Salimos de Chile el 23 de diciembre pasado, con un vuelo demorado, y con dos niños exultantes. Llegamos al aeropuerto de Ezeiza y el chofer de la camioneta que nos esperaba era chileno. Imagínense mi cara, no entendía si ya a todos les escuchaba el acento chileno ó si alguien había preparado una broma.
En fin, llegamos a la casa de mis viejos. Mi mamá nos había preparado empanadas con masa casera, lo más rico del universo.
Y a partir de ahí ese viaje de 6 años terminó. Terminó la vida de expatriada, terminó la vida de estar sin familia extendida, terminaron tantas cosas. Yo al día siguiente tuve fiebre, exterioricé todo el estrés de la semana de la mudanza. A Teodoro, que no se le iba la fiebre hace 1 semana, descubrimos que tenía infección urinaria. Después cayó Guille enfermó y el que cayó por último fue Pedro, que es un roble. Estábamos muy cansados, ansiosos, una mezcla explosiva de cosas.

Ese tiempo en el medio entre que saliste de un país y te insertás en el otro, es como estar en un "aguantadero". Lo digo en el sentido en que tenés que simplemente "aguantar" algunas cosas.
No estás en tu casa, pero tampoco te vas a poner a comprar ciertas cosas que necesitas, porque igual te llegan dentro de poco. No tenés casa, tenéis solo lo que pusiste en una valija. Tenés ciertas burocracias que arreglar, documentos que actualizar. Y lo más loco es que decís, si yo acá me movía como pez en el agua, cómo puede ser que haya cosas que no entienda?
Algunos me decían: "Bueno...pero volvés a tu país, a tu casa" Y el punto es que yo acá no hice vida de familia. Salimos recién casados, nuestro depto quedó alquilado y de verdad que no es que uno vuelve y las cosas salen como por un tubo. A eso hay que sumarle los hermosos enanos que tampoco entienden mucho. Pedro al principio no entendía mucho, porque como vinimos tantas veces de visita, no encontraba la diferencia. Cuando vio que los días empezaron a pasar, y seguíamos en lo de los abuelos, empezaron las preguntas.


(me parece a mi o alguien se quiere volver?)

No les voy a mentir, este tiempo no es fácil. Hay que readaptarse, hay que preguntarse si lo que a uno le gustaba hace 6 años es lo mismo que hoy sigue eligiendo. Hay que encontrar otra vez el rumbo, no desesperar. Y vivir un día a la vez. Me encantaría poder acelerar los tiempos, pero no se puede. Las expectativas no cumplidas es lo que provoca la frustración, eso me lo dice siempre Guille. Y cuanta razón tiene.
Eso es volver. No es un momento, es un proceso. En eso estamos. Volviendo, de a poco, y todos juntos. Extraño mucho? Si, porque lleva tiempo establecerse, adaptarse a un lugar nuevo y hacerlo propio. Cuando llegue a Chile pensé que no iba a poder acostumbrarme a las distancias, a hacer todo con auto. A vivir tan lejos de la ciudad. Y saben qué? Me adapté. Y ahora tocará hacer lo mismo acá. Mientras tanto, sigo esperando que nuestra mudanza salga de la aduana y poder hacer del nuevo deptartamento, mi hogar.

Espero este año volver al blog, este lugar que amo y en el que podemos compartir juntos.
Hola Argentina, hola querido país. Acá estamos <3

Calendario de Adviento 2017 para descargar!


Como el año pasado, quiero compartir con ustedes este lindo calendario de adviento. La idea es que cada día, desde el 1ª de diciembre, puedan leer un pedacito de la Biblia y recordar el verdadero significado de la Navidad.


Acá está el link al archivo original para que lo puedan descargar

Espero que les guste!
Feliz tiempo de Adviento.

Nos vamos!

Después de 3 años de vivir en este país, y después de 6 años fuera de nuestro país, volvemos a Argentina.
Como muchas saben, y otras no tanto, estas mudanzas fueron por el trabajo de mi esposo, y esta vez no es la excepción.
Nos mudamos a los 4 meses de casados a Alemania. Siento últimamente como si esa experiencia hubiera sido en otra vida. No teníamos hijos y viajábamos prácticamente cada fin de semana o feriado disponible. Tengo hermosos recuerdos de nuestra casita en Alemania. Acá pueden ver mi cocina, acá mi habitación, y acá Mannheim, la ciudad donde vivíamos.

Alemania tiene un lugar especial en nuestros corazones. Ahí transitamos nuestros primeros años de casados, lejos de todo lo conocido y de todos los conocidos. Hicimos amigos en común, armamos una casa al gusto de los dos (digamos acá que mas al mío que al de mi esposo jajaja), comencé este blog y lo más relevante es que nos convertimos en padres. Se acuerdan cuando les presentaba a Pedro en sociedad?


MUY jovencitos, poniendo nuestra vidas en cajas para mudarnos a Alemania.

Tres años después nos mudamos a Chile. Me acuerdo que dije: cómo me voy a sentir en casa otra vez, si mi casa la dejé en Alemania? Extrañaba mucho los primeros días, pero no extrañaba Argentina, si no "mi casa" en Alemania. Llegar a un país nuevo, en el cual no conocés la cultura es un shock siempre. Aunque esa cultura esté tan cerca de la tuya, no es tu cultura. Cuando paseaba por las calles de Santiago con Pedro de 6 meses la gente me decía cosas como: "Qué exquisita tu guagua!" y yo pensaba: "De qué habla esta gente, si no llevo nada para comer?" Acá le gente opinaba sobre tu vida aun si solo te habían cruzado por la calle, allá la gente ni te miraba aun si me hubiera vestido de mujer maravilla.


Con Pedro de 6 meses en plena mudanza hacia Chile

Pronto encontramos una casa hermosa que supimos convertir en nuestro hogar. Fue lo suficientemente gigante como para hospedar mucha familia y amigos queridos. Cada vez que me levanto y miro las montañas, tan altas, tan imponentes, me acuerdo de lo afortunada que soy de que Dios me haya regalado vivir en un ligar así. A mi, que de chica soñaba con esas imágenes de las cabañas en medio de los Alpes y siempre pensé que había nacido en el lugar incorrecto.
En fin, estos 3 años pasaron rápido. MUY rápido. Llegamos 3 y nos vamos 4. Parece que nos llevamos un lindo souvenir de cada lugar donde vivimos :)
En estos días que vienen nuestros días acá llegan a su fin, con ese sabor agridulce que tienen las despedidas: tristeza por dejar un pedazo de nosotros acá y alegría y expectativa por lo que vendrá.

Algunas cosas que voy a extrañar y recordar por siempre:








Los amaneceres entre los Andes



Nuestro condominio

Disfrutar con Pedri de las tardes de plaza


Cuando Pedro empezó el jardín Montessori


Pedro con su maestra del jardín vestido de huaso (vestimenta típica chilena)


Mi living tan luminoso


Mi espacio de trabajo


Embarazada de Teodoro en Valparaíso


El nacimiento de Teodoro y el día en el que Pedro lo conoció


El día que amanecimos con todo blanco de nieve por una tormenta

Pero por sobre todo, lo que más voy a extrañar es a cada una de las amistades que hice acá, que más que amigos muchos se convirtieron en familia. Ellos saben quienes son.
Chau Chile lindo, nos volveremos a ver-
Y ahora, ahora a volver a nuestra patria querida y a seguir viviendo nuevas aventuras de a 4.

Gracias por leerme, y por estar. Muchas veces subestimo la llegada que tiene lo que publico acá, pero se que mi experiencia siempre puede ayudar y alentar a otros. Me quedo acá, siempre con actitud y alegría.
© Actitud y alegría.
Design:Maira Gall.