Cómo me convertí en una diseñadora independiente


Por qué escribir un post sobre este tema? Porque muchas veces solemos confundir creatividad con esfuerzo. Pensamos que las personas creativas son "artistas" por naturaleza y poco se sabe de lo mucho que se trabaja atrás de la pantalla. Este post trata sobre el camino que tuve que recorrer hasta encontrar mi verdadera pasión.

Siempre me sentí atraída por los colores, las formas y el desarrollo creativo. Mientras muchas de mis compañeras de colegio usaban su tiempo libre para hacer danzas, deportes o estudiar algún idioma, yo quería hacer pintura. Me encantaba mirar Utilísima y ver como se llevaban a cabo proyectos manuales. Amaba ir a visitar a mis abuelos y meterme en el taller de carpintero de mi abuelo, verlo trabajar la madera y que me dejara clavar aunque sea algunos clavitos.
Pero por lejos, lo que más me fascinaba, era ir a la retacería con mi mamá. Alguna vez, hace ya algunos años atrás, escribí hasta un post sobre este lugar tan emblemático de mi infancia. Ir a ver telas con mi mamá era mi plan perfecto. Elegir un modelo en la revista Burda y después ir a buscar la tela; qué podía ser más emocionante? Ahí nació mi pasión por las telas. Sin buscarlo, esa pasión se mantuvo intacta durante toda mi infancia y adolescencia. Por algunos años estudié pintura e hice muchos cuadros de paisajes y flores. También me gustaba mucho diseñar ropa, y claro, mi mamá me ayudaba a concretar mis diseños con su habilidad y su dedicación para la costura.


Se estaba terminando el colegio y había que elegir una carrera; no lo dudé ni un instante. Por aquel entonces solo conocía la carrera de diseño de indumentaria. No sabía (como supe unos años más tarde) que esa misma carrera se dividía y uno podía optar por seguir Diseño de Indumentaria ó Diseño Textil. Nos remontamos al año 2003 y con 17 años empecé el CBC en la Facultad de Diseño y Urbanismo de la UBA. Les confieso, toda mi idea romántica de ser una diseñadora se vió frustrada de repente: viajaba 2 horas en transporte público. Era de Adrogué y tenía que tomarme, lean bien: un colectivo, un tren, un subte y otro colectivo; todo hasta el final de su recorrido. Salía a las 5 para llegar a las 7, y sentarme a escuchar una clase sobre Pensamiento Científico? Había algo que no entendía... cómo iba esa materia a ayudarme en mi camino como diseñadora? Les cuento todo esto para mostrarles cuántas veces quise abandonar la carrera, solo por ignorancia. Ese primer año fue muy duro para mí. Sufría cada vez que tenía que mostrar mi trabajo frente a los demás y dejar que lo criticaran. Una profesora llegó a decir que un trabajo que había hecho era "nefasto". Otra dijo que mi estilo era "violento" y así un sinfín de situaciones que hubiera preferido evitar. Pero mirando hacia atrás, ahora pienso que todo tuvo su propósito, y ya en la segunda mitad de la carrera empecé a disfrutar mucho. Se abrió el mundo del Diseño Textil para mí y pude canalizar todo lo que había malinterpretado los años anteriores.


Durante mis años de estudio, hice varios cursos: moldería, diseño por computación y terminé mis estudios de italiano e inglés. Alemán había estudiado en el colegio.
Después de muchos años de sacrificio y noches sin dormir, rendí mi último final y me recibí de diseñadora. El día que había estado anhelando por tanto tiempo, por fín había llegado.
Y ahí fue que empezó REALMENTE mi camino como diseñadora.

Busqué trabajo durante casi 1 año sin tener éxito. Allá por el 2009 pensaba que "necesitaba" un trabajo en relación de dependencia. Casi por agosto me rendí y empecé a buscar trabajo de lo que fuera. Me llamaron de un trabajo de oficina, en el cual duré 3 meses porque me llamaron de una empresa textil. Fueron los 3 meses más tensionantes de mi vida. Descubrir que en la industria textil, habiendo tantos buenos diseñadores, los dueños de las fábricas viajan a Europa o EE.UU y copian TODO para después mandarlo a hacer a China. Me sentí estafada, y subestimada. Le pedí mucho a Dios que abriera otra puerta, y así fue que al poco tiempo empecé a trabajar en una empresa familiar. Me quedaba cerca de casa y fui la encargada de producción de una pequeña fábrica de textiles para el hogar.
Ese fue mi último trabajo formal, hasta abril de 2011. En mayo nos casamos con Guille y en octubre estábamos viviendo en Alemania.


Si, así de rápido fue la cosa. Ahora estaba en un nuevo país, con otro idioma ( que gracias al colegio sabía manejar)
Qué iba a hacer ahora? Me sentí muy perdida durante algunos meses. En muchas ocasiones lloraba de frustración, de simplemente no saber qué hacer.. Buscaba trabajo, pero no salía nada. Mi mejor amiga, me alentó a que creara un blog. Me dijo: -"Cuando uno llega a un nuevo país, ve todo con otros ojos. Mostrá eso en tu blog."
Sin saberlo, el blog me abrió las puertas a la comunidad creativa cibernética. Gracias a eso me enteré de algunos cursos online que eran exactamente lo que estaba buscando.
Hice primero un curso de Pattern Observer que se llamaba "The Textile Design Masterclass". 
También hice los 3 módulos de "The Art and Business of Surface and Pattern Design" de Rachael Taylor.
Empecé a ver el diseño con otros ojos. Me di cuenta de que podía diseñar lo que yo quisiera, que tenía mi propio estilo. Y claro, ahí surgieron nuevas dudas: Cuál era mi estilo? Sin embrago, me propuse diseñar todos días y poco a poco estaba encontrando mi estilo y haciendo mi propio camino.

Ahora me daba cuenta de que el mundo del diseño era enorme, inabarcable, y geográficamente ilimitado. Mi pasión poco a poco, se estaba transformando en mi trabajo.
Me tomé mucho tiempo para bocetar, diseñar y armar colecciones respecto de las cuales estuviera realmente orgullosa. Creé mi propia página web con mi portfolio online.
Leí libros muy buenos que me ayudaron a entender que la única manera en que los demás conozcan mi trabajo, es mostrándolo. Muchos me preguntan si no tengo miedo de que me roben los diseños. Claro que no me gusta que la gente robe o plagie; pueden robarte un diseño, pero nunca tu estilo. Y en eso me concentro, en crear piezas únicas que se destaquen.
Mi estilo es alegre, espontáneo y con la belleza de lo simple.

Hay tantas historias como emprendedoras, pero esta es la mía. Nunca dejes de trabajar por tu pasión y tu sueño, aunque lo que hagas hoy parezca minúsculo, todo te lleva un poco más cerca de donde querés estar. Es difícil, SI. Pero no hay satisfacción más grande que poder hacer de tu pasión, tu trabajo.

Mi consejo para las que empiezan: tengan paciencia. No siempre se empieza un proyecto con cada detalle bajo control. El proceso sirve para aprender, y no bajen los brazos. He visto diseñadoras brillantes, pero poco constantes. Y otras, con ganas de aprender y mucha constancia que han llegado más lejos. Manténganse enfocadas.

Yo sigo en este camino, aprendiendo, avanzando, y a veces retrocediendo. Pero siempre persiguiendo mis sueños y volcando mi pasión en cada estampa que diseño. Por más estampas que llenen el mundo de actitud & alegría.
Con cariño,
Anto

19 comentarios:

  1. Que lindo que cuentes tu historia!!!!
    Y seguramente alguna vez nos habremos cruzado en la retaceria de Burzaco!! jeje (menos los sabados.....que dificil mamamia!! jeje)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Juli!!!!! Había que hacer cola en la puerta antes de que abra, jajajaja

      Eliminar
  2. Hola! Que lindo leer tu historia.. es inspiradora.. que bueno que hayas encontrado tu camino.
    Los comienzos de un proyecto suelen ser abrumadores pero está bueno ser constante y luchar por lo que uno quiere.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Estrellita!! Es así, solo uno mismo puede luchar por sus sueños! Un besito

      Eliminar
  3. que divino!!! me encanto saber el "parcours" que recorriste para llegar a donde estás y ser la creativa que sos!
    Tu estilo es hermoso, es muy inspirador y muy movilizador. Me alegro mucho de que el agobio de los primeros tiempos no te haya vencido porque nos estaríamos perdiendo de tremenda diseñadora!
    beso y miles de exitos mas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tan lindas palabras Pau! Me alegra saber que lo que diseño con tanto amor llega a otros de esa manera!! Un beso

      Eliminar
  4. Qué lindo post! Pensar que me acuerdo de varias de esas épocas... Todo llega! Love you! (Soy Mica, no sé si esto reconoce mi usuario desde el ipad...jajaja)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja
      Que épocas! Si, todo llega Miki! Te quiero

      Eliminar
  5. Gracias Anto por compartir tu camino y tu historia. En muchas cosas se parece a la mía: yo también soy de Adrogué, yo también iba con mi mamá a la retacearía de Burzaco, mi mamá también cose, compra la Burda, se hace ropa para ella y me ha hecho mucha ropa a mí cuando era chica.
    Yo todavía estoy buscando mi rumbo, mi estilo, y etc... ya que me han puesto muchas piedras en el camino que me obligaron (muy a la fuerza) a buscar otros; cosas de la vida que a veces son mejores olvidar pero que yo prefiero usarlas para aprender y sacar provecho (aunque cuesta).
    Te felicito por tu trabajo! es hermoso!! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno Claris, nada pasa porque sí y al final te das cuenta de que todo sumó para bien. Te mando un beso grande!!!

      Eliminar
  6. Hermosa historia !!!!
    Te felicito.

    ResponderEliminar
  7. Que lindo post! Me siento muy identificada con todo lo que escribiste! ! desde el principio, la carrera, vivir lejos de casa. ... Estoy viviendo en chile hace poquito y antes estuve viviendo en buenos aires, los cambios son difíciles y a veces cuesta arrancar y encontrar el camino. El trabajo emprendedor lleva su tiempo y los miedos e incertidumbres nos atacan todo el tiempo! Pero es bueno leer que personas como vos salen adelante y nos inyectan de pilas!
    Te felicito por tu trabajo!
    Por mas éxitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! Y qué lindo que ahora estás también viviendo acá!!!! Te mando un beso

      Eliminar
  8. Gracias x compartir Anto! Es muy lindo poder ver después de un tiempo que todo nos ayuda a bien! Tu historia y tus trabajos inspiran y sirven de ejemplo para otras.. Seguí contagiando actitud y alegría! Besote

    ResponderEliminar
  9. Qué lindo Anto! Cuánto camino recorrido y cuántas ganas en todo el proceso! Es tal cual, aunque parezca que en el medio hay cosas que se ven lejanas a lo que queremos, despues nos damos cuenta que igual nos fueron acercando a lo que somos hoy. Te felicito y tambien brinda por muchas estampas Actitud y Alegría! Besos

    ResponderEliminar

© Actitud y alegría.
Design:Maira Gall.